lunes, 5 de noviembre de 2012

Futuro incierto


En julio del presente año, The App Date realizó un estudio sobre aplicaciones y empleo en España determinando que la mayoría de las compañías de desarrollo de aplicaciones móviles habían crecido en número de trabajadores y tenían planes de seguir haciéndolo. En ese sentido, sólo un 16% de estas empresas no había contratado a nuevos empleados durante esos primeros siete meses y únicamente el 14% creía que no lo haría en 2013. Por el contrario, la mayoría de las compañías, el 88%, reconocía haber crecido en negocio y trabajadores en esos meses.

Estos datos nos muestran cómo en España a pesar de la crisis económica se afianza lo que en Estados Unidos se denomina app economy, un nuevo fenómeno económico que es capaz de generar muchos puestos de trabajo. Aún en una fase de despegue, en España existen 15 millones de dispositivos en los que se descargan al día más de 1.400.000 aplicaciones.

Óscar Hormigos, fundador de The App Date y The App Fest, explicó: “Ya no es necesario ser un visionario, con estos datos vemos que las apps son un sector consolidado. Es el momento para apostar como país por el desarrollo de una actividad innovadora, global y en pleno crecimiento que podría ayudarnos a transformar el modelo económico español y llevarlo hacia la economía de la inteligencia”.

Sin embargo, a día de hoy España sigue siendo un país del tercer mundo en lo que a facilidades para el emprendedor se refiere y que es, precisamente, lo que a nosotros nos afecta directamente. Así lo indica la web doingbusiness.org, que ha realizado un estudio: "Doing Business 2013" midiendo en 185 países las trabas administrativas impuestas a las empresas. Si miramos el ranking, podremos evaluar que España se sitúa exactamente en la posición 136 en lo que a facilidades para arrancar un negocio se refiere, por detrás de países como Sudán, Namibia o Camerún. 


De esta manera, y según la actualidad más reciente, el futuro parece prometedor para el sector en el que trabajamos, pero nuestro presente es pura incertidumbre, siendo conscientes en todo momento que estos primeros pasos van a ser los más complicados y con los que contamos con menos ayuda y menos experiencia para afrontarlos. Pero, tal y como dijo el novelista francés Victor Hugo:

"El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada